Pavo en Salsa de Cítricos.

Pavo en salsa de cítricos. Una carne con muy poca grasa y que preparada con esta receta sencilla y con este toque de naranja y limón nos queda sabrosa, doradita y muy apetecible. Más abajo os dejo el vídeo en HD. Suscribios al canal.
 Pavo en Salsa de Cítricos.
INGREDIENTES para Pavo en Salsa de Cítricos.:
  • 500 gr de pavo (muslos o zancas)Pavo en Salsa de Cítricos.
  • 2 naranjas.
  • 1 limón.
  • 5 dientes de ajo.
  • 20gr de cebollino fresco.
  • 1 vasito de vino blanco dulce. 
  • Aceite de oliva y sal.
RECETA para Pavo en Salsa de Cítricos.:
  1. Salamos la carne de pavo y lo colocamos en una fuente para horno más o menos de su tamaño.
  2. En una sartén calentamos un chorro abundante de aceite de oliva. Agregamos al aceite los ajos con piel y los doramos.
  3. Vertemos el aceite y los ajos, en caliente, sobre la carne de pavo. Para que se nos cierre y nos quede el asado más compacto.
  4. Precalentamos el horno a 180º y una vez alcanzada la temperatura introducimos la fuente y horneamos 10 minutos. Pasado el tiempo regamos con el vino blanco y horneamos 10 minutos más.
  5. Exprimimos las naranjas y el limón y ahora que el asado lleva 20 minutos en el horno lo regamos con el zumo de cítricos. Añadimos el cebollino picado y horneamos hasta que la carne esté bien dorada por afuera y tierna por adentro, aproximadamente 20 minutos más.
Pavo en Salsa de Cítricos.
Como podéis apreciar la receta es muy sencilla, os garantizo que el resultado merece la pena. Pavo en salsa de cítricos, una receta de categoría preparada en poquísimo tiempo y con ingredientes económicos.
Pavo en Salsa de Cítricos.
Pavo en Salsa de Cítricos. by Víctor Fernández.

Porrusalda de Calabaza

Porrusalda de calabaza, vamos a aprovecharnos de que tanto el puerro como la calabaza como la zanahoria están en temporada para preparar una receta clásica de la cocina española. Es un plato sencillo, pero a la vez sabroso y nutritivo.
Porrusalda de Calabaza
INGREDIENTES para una Porrusalda de Calabaza:
  • 3 puerros. Porrusalda de Calabaza
  • 2 patatas.
  • 150 gr de calabaza.
  • 1/2 cebolla.
  • 1 zanahoria.
  • 1 litro de caldo de pollo.
  • 1 rama de perejil.
  • aceite de oliva y sal.
RECETA para una Porrusalda de Calabaza:
  1. Picamos la cebolla en tacos y la pochamos a fuego lento en una cazuela amplia con un chorrito de aceite y una pizca de sal
  2. En cuanto la cebolla comience a dorarse incorporamos las zanahorias y los puerros laminados. Removemos y agregamos las patatas chascadas y la calabaza partida en trozos. Añadimos también el perejil picado.
  3. Agregamos el caldo de pollo, salamos al gusto, tapamos la cazuela y dejamos cocinarse a fuego medio durante 15 minutos.
  4. Pasado el tiempo comprobamos la cocción de las patatas, corregimos de sal si es necesario y ya tenemos lista para llevar a la mesa nuestra porrusalda de calabaza.
Porrusalda de Calabaza

Porrusalda de Calabaza, una receta super sana, repleta de vitaminas y minerales, ideal para depurar y desintoxicar nuestro organismo de los excesos de días pasados.

Un plato sencillo, de campo, preparado con ingredientes de la tierra, sanos y además económicos.

Si buscas un plato rápido de preparar y bueno tanto para el cuerpo como para el bolsillo éste es tu plato. Porrusalda de calabaza, no te la pierdas.

Porrusalda de Calabaza by Víctor Fernández

La Nevera Zombie: ARROZ

   Una nevera que abierta lo único que te ofrece es su luz artificial recortada sobre el amarillo pálido de un limón añejo se denomina zombie, porque a pesar de seguir conectada a su vida artificial a través del cable eléctrico está más muerta que los papás de Tarzán.

Si vives alargando esos años de estudiante que por desgracia nunca volverán, si disfrutas de tu empedernida soltería (lo que ahora se denomina "single" y antaño abarcaba, en función del parné, un amplio conjunto de solterones/onas y un número exiguo de solteros/as de oro), si estas inmerso en tu estival temporada de rodríguez o simplemente eres mas vago que la chaqueta de un guardia, seguro que has tenido que enfrentarte a tu propia nevera zombie un buen puñado de veces.

Desde esta sección os vamos a proponer armas con las que enfrentaros a la mortífera soledad de una nevera vacía...ahí va la primera opción del arsenal: ARROZ.

¿Quién no tiene arroz en casa? -No me jodas, tú, el que ha levantado la mano, ¡no eres humano! ...bip bip...¿de qué planeta procedes?
Afortunadamente, menos palmar, todo en esta vida tiene solución:
-Pídeselo al vecino, te recomiendo utilizar una mirada avergonzada, una voz lastimera y una frase similar a "por favor una tacita de arroz" seguro que te da un paquete entero y triunfas. Da las gracias, miserable, no sea que la próxima vez tu vecino te dé con la puerta en las narices.

Con el gesto amable de tu vecino ya has conseguido cubrir una necesidad básica, ya no te morirás de hambre,  para acabar la receta necesitamos un poco de agua (tranquilo, la que sale del grifo, en terminos generales, te sirve) y si ya te estas convirtiendo en un gourmet, una pizca de sal. La receta simple como un chiste de Arévalo: Agarra una cazuela honda y utilizando una tacita de las del café como vaso medidor echa 1 medida de arroz por persona (2 si el que come es el ogro de Shrek) añade el doble de agua y una pizca de sal, ponlo a fuego medio-bajo, tapa tu cazuela y espera a que se consuma el agua (más o menos 20 minutos).
Muchos estaréis  pensando una verdad absoluta: El arroz sólo es una birria. No os preocupéis, en La Nevera Zombie os vamos a enseñar a darle un toque que permita salir honrosamente del problema de visitas inesperadas y parentelas escrutadoras.


Sobre la base de este arroz "viudo" podéis componer otra versión más agradable a la vista, más alegre al paladar. Ingredientes a añadir: 2 ajos y pimentón. La transformación de nuestro arroz es sencilla (tipo María del Monte to Pantoja, nada de intentar convertir a Cañita Braba en Colin Farrell) Esperaremos a que nuestro arroz se halla cocinado durante 10 minutos para actuar. Paso número uno: pelamos los ajos, los laminamos, y los doramos en un chorrito de aceite de oliva. En cuanto tomen un tono dorado pasamos al paso número dos: agregamos una cucharadita de pimentón, removemos 10 segundos, y lo vertemos directamente en la cazuela del arroz, removemos, volvemos a tapar y esperamos a que finalice la cocción.
Puedes completar el plato con un huevo frito, y si quieres "tirarte el pisto" llamarlo huevo roto sobre nido de basmati especiado. El título lo dejo a tu elección yo sólo te digo que con poco tiempo y pocos recursos acabamos de sacar un auténtico "bocatto di cardinale".
La Nevera Zombie te da de comer

Langostinos de Sanlúcar en Vinagreta de Melocotón

Langostinos de Sanlúcar en Vinagreta de Melocotón. A pesar de su sencillez, esta receta es una pasada, ya que tiene tanto las raíces del sur, representadas en la receta a través de los langostinos de Sanlúcar, como el toque fresco, atrevido y moderno de la fruta. Más abajo os dejo el vídeo en HD con la receta paso a paso.
Langostinos de Sanlúcar en Vinagreta de Melocotón
INGREDIENTES para unos Langostinos de Sanlúcar en Vinagreta de Melocotón:
  • 500 g de langostino de Sanlúcar.Langostinos de Sanlúcar en Vinagreta de Melocotón
  • 1 melocotón rojo.
  • 1 cebolleta.
  • Medio pimiento rojo
  • Medio pimiento verde.
  • 10 ramas de cebollino.
  • Vinagre Jerez.
  • Aceite de oliva y Sal
RECETA para unos Langostinos de Sanlúcar en Vinagreta de Melocotón:
  1. Ponemos al fuego una cazuela con abundante agua con sal. En cuanto el agua esté hirviendo agregamos los langostinos, los cocemos durante 2 o 3 minutos, el truco esta sacarlos en cuanto empiecen a flotar.
  2. Nada más terminar la cocción, los sumergimos en un bol lleno de agua salada e hielo. Los dejamos ahí durante 5 minutos.
  3. Picamos la cebolleta y los pimientos en tacos finos y los colocamos en el fondo de un bol amplio. 
  4. Pelamos, deshuesamos y picamos en taquitos el melocotón y juntamos con la cebolleta y el pimiento.
  5. Pelamos los langostinos, picamos el cebollino y agregamos ambos ingredientes a la mezcla.
  6. Por ultimo elaboramos la vinagreta, para ello mezclamos 150 cl de aceite de oliva, 50 cl de vinagre y 25 cl de agua. Salamos al gusto, y removemos hasta que se nos forme un líquido uniforme.
  7. Colocamos nuestra mezcla de fruta, verdura y langostino en la base de una copa, regamos con una ración generosa de nuestro aliño y ya tenemos listos nuestros langostinos de Sanlúcar en vinagreta de melocotón.
Langostinos de Sanlúcar en Vinagreta de Melocotón
Langostinos de Sanlúcar en Vinagreta de Melocotón, una receta fresca equilibrada y llena de sabor. Una pasada. Espero que os guste.
Langostinos de Sanlúcar en Vinagreta de Melocotón by Víctor Fernández

Solomillo de Buey al Oporto

Solomillo de buey al oporto, una propuesta interesante para una ocasión especial. Una carne de sabor intenso preparada con una receta sencilla. Más abajo os dejo el vídeo con la receta paso a paso.
Solomillo de Buey al Oporto
INGREDIENTES para un Solomillo de buey al oporto:
  • 500 gr de solomillo de buey. Solomillo de Buey al Oporto
  • 1 cebolla. 
  • 1 zanahoria. 
  • 1 puerro.
  • 2 ramas de perejil fresco.
  • 1 hoja de laurel. 
  • 1/2 litro de vino de oporto.
  • 1/2 litro de caldo de carne.
  • Una cucharada de harina.
  • Aceite de oliva virgen y sal.
RECETA para un Solomillo de buey al oporto:
  1. Pelamos la cebolla y las zanahorias, las picamos en juliana. Las mezclamos en un bol amplio junto con el puerro y el perejil también picado. Agregamos el vino, el laurel, y removemos bien.
  2. Sumergimos el solomillo en nuestra mezcla de vino y verduras y dejamos en la nevera, marinando, durante 8 horas.
  3. Pasado el tiempo, separamos el vino, las verduras y la carne.
  4. Secamos la carne con un papel de cocina, salamos al gusto y la marcamos en una sartén muy caliente y con un chorro generoso de aceite de oliva.
  5. En el fondo de una cazuela amplia rehogamos las verduras marinadas. Salamos al gusto y mantenemos a fuego medio hasta que empiece a dorarse la cebolla, entonces añadimos una cucharada de harina. Cocinamos 2 minutos más sin dejar de remover.
  6. Pasados los 2 minutos agregamos a la cazuela la carne y agregamos el caldo.
  7. Cocemos a fuego lento durante 1 hora.
  8. Pasamos la salsa por la batidora y la colamos para que nos quede más fina.
  9. Volvemos a introducir la la salsa y la carne a la cazuela, rectificamos de sal, dejamos cocer 15 minutos más, y ya tenemos listo nuestro solomillo de buey al oporto.
Solomillo de Buey al Oporto

Tiempo de elaboración:60 minutos. Dificultad:Fácil


Solomillo de Buey al Oporto, una carne tierna, jugosa y de sabor intenso y que además preparamos con una receta sencilla. Como podéis apreciar la receta es sencilla, pocos pasos, pocos ingredientes y un resultado super bueno.

La Cocina de la Abuela: Solomillos al Pedro Ximénez.
La Cocina de la Abuela: Solomillo de cerdo al limón.

Solomillo de Buey al Oporto

La Cocina de la Abuela -www.comidinasdelaabuela.com

De adelgazamientos y regímenes.

-Se acabó el verano, y con él, esas cervecitas con olor a salitre, esos pescaditos fritos con los pies en la arena, las mariscadas nocturnas, mojitos, daiquiris y gintonics. Todas esas maravillas que ya nos parecen tan lejanas en realidad no se han ido del todo, nos han dejado su recuerdo en forma de colesterol, trigliceridos, transaminasas, bajo conteo de trombocitos, insuficiencia renal aguda, codo de tenista y aluminosis.
Como dice el anuncio: "El verano hace bueno el invierno". Nos hemos puesto "fanegas" y bien sea por prescripcion facultativa, o por esos cuchicheos a base de derivados del "oiii como se ha puesto éste" que nos dan la bienvenida al horario laboral, otro año más nos vemos obligados a recitar la consigna que con puntualidad semestral nos acompaña cada septiembre y cada enero, una frase apta tanto para gordos como para dictadores de tiempos pretéritos: mañana empiezo el régimen.

Este septiembre no se si decantarme por una dieta tradicional, a base de pechugas de pollo y ensaladas sin aliño; o probar con una de

esas archiconocidas dietas milagro, como la de la alcachofa o la del pomelo. O mostrarme más osado y confiar en una comodísima máquina de electrodos en los gluteos, o algo más trending como el running (que en su día fue footing, luego joggin y en el fondo es correr de toda la vida). Sea como sea esta vez lo conseguiré.

Ya os imagino moviendo la cabeza de izquierda a derecha, de hecho yo también lo estoy haciendo. Pero estoy ilusionado, y qué menos que intentarlo...

Ya lo decía mi abuela, experta en el refranero popular: "de ilusiones vive el tonto los cojones"
Pero recapacitemos, si se nos va la ilusion ¿qué nos queda? Como dijo Calderón en boca de Segismundo:
¿Qué es la vida? Una ilusión,
una sombra, una ficción,
que es la vida una ilusion....

Cocido de Repollo

Cocido de repollo, un plato sencillo cargado con las vitaminas del repollo y la energía de los buenos embutidos. Es una receta fácil, económica, ideal para esos días fríos, de lluvia. Más abajo os dejo el vídeo en HD con la receta paso a paso.

Cocido de Repollo


INGREDIENTES para un Cocido de Repollo:
  • 300 gr de repollo.Cocido de Repollo
  • Tres patatas medianas.
  • Un chorizo.
  • Una morcilla.
  • Un trozo de tocino.
  • Un diente de ajo.
  • Una cucharadita de Pimentón dulce.
  • Aceite de oliva y sal.
RECETA para un Cocido de Repollo:
  1. Pelamos las patatas y las chascamos en trozos medianos, lavamos el repollo y lo picamos en tiras. Echamos estas verduras en una cazuela amplia, agregamos agua hasta cubrir, salamos al gusto y cocemos a fuego medio durante 25 minutos. 
  2. Cocemos el embutido en otra cazuela, aparte, durante 10 minutos, para desgrasarlo un poco. Acto seguido escurrimos y agregamos a la cazuela, para que la carne se termine junto al resto de los ingredientes.
  3. Cuando nos queden 5 minutos de cocción prepararemos un sofrito: Doramos un ajo partido al medio en una pizca de aceite de oliva, agregamos el pimentón, removemos durante 20 segundos y lo agregamos a la cazuela.
  4. Removemos y cocinamos los últimos 5 minutos a fuego lento. 

Cocido de Repollo
Como veis la receta para un cocido de repollo es muy sencilla, se prepara con ingredientes básicos y en poco tiempo. Una receta tradicional, de las de toda la vida. Si queréis hacer el plato más ligero podéis recortar en el embutido, añadiendo sólo el chorizo nos sale un cocido de categoría.
Cocido de Repollo

Cocido de Repollo by Víctor Fernández.

Guacamole Casero

Guacamole, uno de los platos más representativos de la gastronomía mexicana. Lo tiene todo, es una receta original, fácil de preparar, apta para veganos, y además nos permite variar elementos para acomodar el guacamole casero a nuestro gusto. Hay diferentes recetas, según las regiones o los cocineros. Aviso a los puristas: Yo aquí voy a preparar la que a mi más me gusta. Más abajo os dejo el vídeo en Hd con la receta paso a paso.
Guacamole Casero
INGREDIENTES para un  Guacamole Casero:
  • 2 aguacates maduros.Guacamole Casero
  • 1/2 chile jalapeño.
  • Cilantro fresco.
  • 1/2 cebolleta.
  • 1 tomate.
  • 1 diente de ajo.
  • 1 limón.
  • Sal.
RECETA para un  Guacamole Casero:
  1. Comenzamos sacando la carne del aguacate y aplastándola con un tenedor (podemos usar un mortero si queremos una crema más uniforme).
  2. Picamos en tacos finos el tomate, la cebolla y los jalapeños y los agregamos a la mezcla. Removemos para que se integren los ingredientes.
  3. Machacamos el ajo, lo añadimos a la mezcla y removemos de nuevo.
  4. Salamos al gusto, agregamos el cilantro picado y un chorro abundante de zumo de limón, que además de dar sabor ayudará a que no se oxide el guacamole, removemos de nuevo.
  5. Probamos, rectificamos de sal y presentamos junto con la pepita, que al igual que el limón ayudará a que no se oxide la mezcla.
Guacamole Casero
El acompañamiento ideal para el guacamole son los totopos o triángulos de maíz (mucha gente los llama nachos), aunque el guacamole marida con un montón de platos. Como veis la receta es super sencilla, en menos de 5 minutos tenemos listo un plato original, étnico, vegano y sobre todo muy, pero que muy rico.
Guacamole Casero by Víctor Fernández.

El Cocinero Suicida: San Cipriano...



San Cipriano; he decidido mantener el anonimato del establecimiento usando diferente nombre con la misma rima. El nombre le viene en herencia, primero de su abuelo Don Cipriano y más tarde, tras un rifirrafe con hacienda que acabó con el destierro del abuelo de su propia tasca, de su padre San Cipriano, al que los parroquianos confirieron galones de santo por vivir feliz bajo el yugo de un padre dominante y el de una esposa terca, de cardado exagerado y con tendencia a elevar la voz.

El Cipri heredó una bocadillería con solera, en el casco antiguo, salida a dos calles, y una fama justa labrada a base de embutido leonés, pan gallego, cortos de cerveza y vino peleón. Quizás no contara con la clientela más selecta del mundo, pero la que tenía al menos le era fiel.

Cipri siempre tuvo sueños de grandeza y complejo de pobre...mala mezcla. Abandonar la estirpe familiar de estrecheces y trabajo duro, para elevarse en la escala social como si los Dioses con delicados gestos se afanaran en ello, era un sueño que comenzó a dibujarse en su cabeza desde bien pequeño. Las sospechas comenzaron mientras su madre cantaba a su único hijo sus mil virtudes y nulos defectos, y le quedaron confirmadas aquel día, en 5 de EGB, en el que rozó el cielo con los dedos, logrando una calificación de 4.5 en dibujo técnico.

Los Dioses le habían señalado con el dedo y treparía por las clases sociales como Jumpman esquivando barriles en el Donkey Kong, él lo sabía y su camiseta de Motorhead con el lema “Born to lose, live to win” (LOGSE translator: Nacido para perder, viviendo para ganar) lo pregonaba a los cuatro vientos.

San Cipriano se hizo otro agujero en el cinturón y lo envió a las más exclusivas escuelas de negocios, su señora estaba más que orgullosa. Diez años después, y con el título de “Organización Empresarial Básica” de CCC bajo el brazo, El Cipri se supo preparado. Cervezas enfriadas a 0º, servidas en copa balón, cocina internacional y sistema americano...todo acorde con los tiempos. Conocía la demanda y ahora sólo tenía que acomodar su oferta.

Heredado el establecimiento, se entregó en cuerpo y alma a retocar, con sutiles pinceladas, las cartas que con letras aptas para invidentes ofrecían sus especialidades desde detrás de la barra. Eché de menos aquel bocadillo de bacon-queso que desapareció escondido tras el rótulo que rezaba emparedado de ibérico y rulo de cabra y casi eché una lágrima cuando al de lomo con pimientos le paso otro tanto de lo mismo. Pero él, El Cipri, era insistente y mientras las paredes se llenaban de vistosos carteles de hamburguesas y tostas de foie, las Pepsicolas y otras bebidas carbonatadas florecían donde otrora lo hicieran los tubos de cerveza.
El día que el rótulo de Jimeno embutido del Bierzo se cayó de la pared para hacer sitio al de choripán sentí atravesarme el pecho la saeta de la nostalgia que ahora, nueve meses después, me ha hecho volver sobre mis pasos.

Una voz de acento almibarado me saca de mis cavilaciones: -¿pollo o cordero?
-¿mande? -Le respondo en correctísimo castellano. -Kebab de pollo o de cordero -insiste.
Aún permanezco unos instantes más abrumado por la letanía de mis recuerdos. –Una cerveza -le contesto. –Con menú kebab 6.50 -responde.
-No gracias, sólo la cerveza.

La cerveza viene en lata, ni copa balón, ni vaso de tubo, pero al menos está fría...acorde con los tiempos.
Hacen falta tres generaciones para cerrar el círculo vital de un negocio, la primera para crearlo, la segunda para agrandarlo y la tercera para quebrarlo….eso no lo enseñan ni CCC ni en ninguna escuela de negocios.








Guardad las palomitas, que cualquier otro día sigo con mis películas.
   -EL COCINERO SUICIDA.

Bizcocho de Almendras.

Hoy vamos a preparar un bizcocho de almendras, una receta sencilla a la que vamos a subir el nivel agregándole ese toque de almendras que tan bien le van. Más abajo os dejo  el vídeo, con la receta paso a paso, en HD.
Bizcocho de Almendras.
INGREDIENTES para un bizcocho de almendras:
  • 3 huevos.Bizcocho de Almendras.
  • 1 limón.
  • 240 gr de azúcar. 
  • 125 gr de yogur natural.
  • 220 gr de harina de repostería.
  • 16 gr de levadura química (tipo Royal).
  • 100 ml de aceite de oliva suave. 
  • 85 gr de almendra picada. 
  • 20 gr de almendra picada o laminada.
  • Una pizca de mantequilla y otra de harina para el molde.
RECETA para un bizcocho de almendras:
  1. Utilizarémos un bol amplio para mezclar los ingredientes. En primer lugar batimos los huevos, añadimos el azúcar y volvemos a batir.
  2. Rallamos la piel del limón y la agregamos al bol junto con el  yogur. Removemos hasta formar una mezcla homogénea. Agregamos entonces el aceite, poco a poco, sin dejar de batir.
  3. En cuanto tengamos una mezcla homogénea, añadimos la harina (tamizada) y la levadura. Mezclamos bien y por último agregamos las almendras picadas.
  4. Con movimientos envolventes formamos la pasta que vamos a meter al horno.
  5. Engrasamos un molde para horno con una pizca de mantequilla, lo enharinamos con una pizca de harina y vertemos nuestra masa del bizcocho en él.
  6. Precalentamos el horno a 180ºC y una vez alcanzada la temperatura horneamos durante 50 minutos. Una vez pasados los 30 primeros minutos de cocción, nunca antes, abrimos el horno y rápidamente espolvoreamos con nuestros 20 gr de almendra laminada o picada. Cerramos y dejamos que finalice el tiempo de cocción.
  7. Esperaremos a que enfríe antes de desmoldar.
Bizcocho de Almendras.
Este bizcocho de almendra es el acompañante perfecto para un café o un chocolate. Un desayuno o una merienda de campeonato. Además, envuelto en film transparente, nos aguanta 3 o 4 días igual de bueno.
 Bizcocho de Almendras by Víctor Fernández.

Pastel de Merluza, Fácil y Rápido.

Un pastel de merluza preparado en poco tiempo, con ingredientes sencillos, económicos y además siguiendo una receta super sencilla. El resultado a la vista está: Buenísimo. Mas abajo os dejo el vídeo en Hd con la receta paso a paso.
Pastel de Merluza, Fácil y Rápido.
INGREDIENTES para un pastel de Merluza:
  • 250 gr de merluza. Pastel de Merluza, Fácil y Rápido.
  • 3 huevos.
  • 150 ml de nata líquida.
  • 250 gr de tomate frito.
  • Una pizca de pimienta.
  • Una pizca de mantequilla.
  • Una pizca de pan rallado.
  • Sal
RECETA para un pastel de Merluza:
  1. Cocemos la merluza a fuego lento en abundante agua con sal (5 minutos).
  2. Una vez cocido el pescado lo dejamos enfriar. Le quitamos la piel y las espinas, lo desmenuzamos en trozos pequeñitos y lo reservamos.
  3. Batimos los huevos en un bol amplio. Añadimos la nata, el tomate, una pizca de sal y otro de pimienta y batimos hasta formar una crema homogénea.
  4. Añadimos la merluza al bol y removemos con  cuidados para integrar el pescado sin que se nos deshaga demasiado.
  5. Untamos con mantequilla un molde para horno y lo espolvoreamos con pan rallado de forma que quede todo cubierto. 
  6. Rellenamos el molde con nuestra mezcla, precalentamos el horno a 180ºC y cocemos durante 70 minutos.
  7. Pasado el tiempo de horno, dejamos que nuestro pastel se enfrié a temperatura ambiente antes de desmoldar. Desmoldamos y ya tenemos nuestro pastel de merluza fácil listo para emplatar y llevar a la mesa.
Pastel de Merluza, Fácil y Rápido.
Como veis la receta es muy sencilla, y el resultado merece la pena. Acompañado de una salsa mayonesa, un alioli suavecito, o una salsa rosa está de muerte. Pastel de merluza, un aperitivo, un entrante o un primer plato de chuparse los dedos.
Pastel de Merluza, Fácil y Rápido by Víctor Fernández.

Artículo: Churros en Juanita

Pasé los veranos de los que quizás fueron los mejores años de mi vida en un pintoresco pueblo costero, de esos que en la época estival, a base de tenderetes y turistas se convierten en un Mónaco o un San Remo (en los precios también) y llegado el invierno y esfumados los turistas ofrece un aspecto parecido al de Chernóbil: Llanes.
Artículo: Churros en Juanita
Desde que no levantaba una cuarta del suelo, compartí verano y casita junto al mar con mi hermano y mis primos. Nuestras vacaciones eran un maravilloso bucle bimensual de playa, Las Aventuras del Coche Fantástico, más playa y los lagartos de “V”.
Una vez llegada la adolescencia la receta del bucle siguió, cambiando los ingredientes por cubatas, playa y desfase.

A lo largo del verano había un evento culinario por el que esperábamos con más ansia que Diana (la de V) por su merienda de ratones: El chocolate con churros del Riomar, al que mi abuela Josefina nos invitaba todos los años. Unos churros, gruesos como los dedos de un pelotari, con una generosa lluvia de azúcar y siempre acompañados del tazón de chocolate más espeso que he visto en mi vida. Hay que ser Dios para caminar sobre las aguas, pero para caminar sobre aquel chocolate, no hacía falta ser divino, tenía más consistencia que el hormigón armado. Por desgracia mi abuela ya no está con nosotros y junto con ella desapareció la maravillosa costumbre de invitarnos manducar chocolate con churros. De todas formas, la cosa ya no sería como antes; Toni & Cía vendieron el Riomar por un puñado de dolares (dicen por ahí que un puñado gordo) y ahora lo más parecido al chocolate que encuentras en la carta son sus camareras venezolanas.
Artículo: Churros en Juanita
De todos modos, por si os animáis a visitar el pueblo, y siempre y cuando sea verano (que allí se alarga hasta el día de la Guia, 8 de septiembre), podéis disfrutar de churros caseros, de generoso calibre.
En el centro del pueblo, junto al puerto, en una caseta verde destartalada, cuyo rótulo reza: Juanita, todavía se pueden comer legendarios churrazos, tradicionales, de los de antes. Dicen que Juanita ha sido bisabuela, y que está algo pachucha, pero de momento a día de hoy sus churros siguen siendo tan buenos como los de siempre.

elregentedelatorre@gmail.com

Follow by Email

Víctor M. Fernández. Con la tecnología de Blogger.