Los 10 alimentos más peligrosos del mundo.

 Hay alimentos extremádamente tóxicos, que si no están preparados por un profesional como la copa de un pino pueden convertir su ingesta en una experiencia mortal. Por supuesto no estamos hablando de los alimentos polisaturados de las cadenas comida rápida, que dicho sea de paso provocan más bajas que Philip Morris, hablamos de extraños ingredientes que son capaces de darnos una patada al otro barrio en un periquete.
Muchos de ellos han sido prohibidos por las autoridades competentes, pero como dice el anuncio: "el ser humano es maravilloso", así que estos alimentos siguen formando parte de las cocinas tradicionales de las que provienen.
01 Pez globo:
Empezamos con el archiconocido fugu. Sus órganos internos retienen altos niveles de un tóxico conocido como tetrodotoxina, que causa parálisis. No te enterarás de que vas a "entregar la cuchara"
hasta que ya es demasiado tarde y mueres ahogado. Los japoneses añaden una pequeña parte de este componente, 1.200 veces más venenoso que el cianuro, para darle un toque picante a sus platos.¡Ver para creer!
02 Almejas con sangre:
Una marranada de tamaño sideral que en china se considera una exquisitez, pero que puede resultar mortífero por las altas cantidades de agua con toxinas que filtran estos moluscos. Si te arriesgas a hincarles el diente te enfrentas a enfermedades graves como la disentería, el tifus o la hepatitis A. Actualmente, dicho plato está prohibido en el país oriental, y la multa por comercializarlo es de diez veces el precio por el que ha sido vendido en el mercado; tampoco me parece una multaza, pero allí en la cuna de Mao son así de cachondos.
03 Rana toro africana:
Seguimos con comidas rocambolescas,  este batracio simpático, que llega a pesar más de 2 kilos, no te ha de ocasionar ningún problema si lo mantienes como animal de compañía (costumbre al parecer muy extendida) sin embargo resulta letal si decides zampártelo, algo habitual en países de África del Sur como Namibia. Conviene tener cuidado con su piel y órganos, puesto que contienen diversas toxinas, de todas formas los locales aseguran que una vez que el animal se ha apareado, deja de ser peligroso y la sabia tradición señala que nunca debe consumirse antes de “la tercera lluvia”. Como veis las instrucciones para su consumo son un compendio del mejor manual de seguridad alimenticia.
como Namibia. Conviene tener
04 El casu marzu.
Este apetitoso queso de Cerdeña, al que se atribuyen cualidades afrodisiacas, es en realidad un queso podrido, con su interior repletito de larvas de moscas que contribuyen a fermentarlo. El problema es que si le hincas el diente a esta discutible maravilla, las larvas sobreviven en el estómago del que las ingiere, con las consecuentes consecuencias intestinales. Es raro que te mate...al menos eso dicen...pero la diarrea épica la tienes asegurada.
05 Bayas de saúco
Tiene propiedades antoxidantes, antiinflamatorias, depurativas y encima refuerzan del sistema inmunológico, todo bien por el momento. La cosa cambia si sus hojas, semillas o frutos están crudos o verdes, contienen glucósido cianogenético, que puede producir cianuro o ácido cianhídrico. Su consumo puede ocasionar desde unas poco apetecibles náuseas hasta un mortífero ataque al corazón.
06 Anacardo crudo:
Los anacardos que encontramos en las tiendas de alimentación no son crudos. De lo contrario, el
urushioles, un aceite que se encuentra en estos alimentos y que da lugar a la conocida como dermatitis por contacto de urushiol, se hubiera encargado de darle matarile a miles de aficionados a los frutos secos.
07 Yuca:
También conocida como tapioca, se puede encontrar en América del Sur, África y Asia, y se utiliza en un montón de platos dulces. El problema aparece si no la cocinamos lo suficiente, entonces la linamarina que contiene se convertirá en glucósidos cianogenéticos que nos invitarán a abandonar este mundo vía infarto.
08 Hákarl:
Un plato tradicional islandes a base de carne curada de tiburón. El problema asociado a este escualo es que carece de riñón y tracto urinario, por lo que todas las sustancias tóxicas que se traga se almacenan en la piel . Esta carne necesita un proceso de curado de al menos seis meses para que sea apto para el consumo humano. Si no se respetan los tiempos reza para no ticar tu billete para el corral de los quietos.
09 Asenta:
Absenta etimológicamente significa “no-bebible” lo cual ya nos da una pista. Se trata de una bebida alcohólica a base de hierbas....algo así como el Jagermeister, pero en plan antiguo. Su consumo en exceso produce alucinaciones, debido al alto contenido en tujonas. Este bebercio, además de adictivo, puede llevar a cortarte una oreja como le sucedió al famoso Van Gogh, o a suicidarte como a un montón más sin tanta fama.
10 Fruta de estrella:
Con este aspecto tan cuqui, tan navideño, nadie se esperaría que esta fruta, en grandes cantidades, provoque insuficiencia renal aguda, deterioro neurológico, somnolencia, estupor, coma y muerte. Una secuencia maravillosa.

Afortunadamente puedo vivir tan ricamente sin tocar estos alimentos ni con un puntero laser, al menos hasta que algún conocido, con más maldad que Cain ebrio, me rete con un "a que no hay huevos" entonces quien sabe...

Related Articles

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Follow by Email

Víctor M. Fernández. Con la tecnología de Blogger.