Cómo preparar el mejor café del mundo.

El café es una bebida compuesta en su mayoría por agua, un 90 %, que bien solo, bien mezclado con leche, hielo, o licores constituye un placer sencillo y económico. Pues bien si queréis llevar este gustazo a otro nivel tan solo tendréis que seguir una serie de normas muy sencillas. Como previa a las recomendaciones deberéis aseguraros de tener a mano una cafetera italiana, conocida también como "moka", un molinillo para moler café en grano y comprometeros a tomar el café sin azúcar, pues si este es bueno no necesita edulcorante alguno.
Cómo preparar el mejor café del mundo. Son solo cinco los pasos que marcarán la diferencia entre un café bueno y otro buenísimo, además preparar este café de categoría premium os llevará apenascinco minutos. Eso sí, hay concienciarse de seguir los pasos de forma escrupulosa. Comenzamos con la receta:
1. Usaremos siempre café 100%
Para obtener un Premium usaremos café 100% natural nada de utilizar los paquetes denominados como “mezcla”, al buen café no se le agrega nada con lo cual utilizaremos siempre café al 100%.
2. Utilizaremos café en grano y lo moleremos al momento.
El café en grano se conserva mucho mejor, manteniendo más tiempo y con más calidad el sabor y el aroma.  Merece la pena apostar por fabricantes consagrados para conseguir un grano de calidad, en mi casa el café en grano Saimaza nunca falta. Teniendo en cuenta que utilizaremos café en grano junto a tu cafetera italiana deberás tener un molinillo, con uno eléctrico sencillito nos sirve. Por supuesto olvídate de moler todo el paquete para guardarlo hasta la próxima ocasión, aunque utilices un recipiente hermético para guardarlo perderá un montón de cualidades. El café hay que molerlo en el momento, mientras calentamos el agua, así conservará todo su aroma y el sabor. El punto de molienda que buscamos es fino, una traza similar a la de la arena de la playa.
Cómo preparar el mejor café del mundo.
3. Calentaremos el agua sin que llegue a hervir.
Llenaremos el depósito de agua hasta la marca y lo colocaremos al fuego sin el filtro y sin la mitad de arriba de la cafetera, es decir tan solo la parte de debajo de la cafetera italiana, antes de que hierva la separaremos del fuego. En cuanto apreciemos un leve burbujeo retiraremos el agua del fogón.
4. Preparar un agujero en el centro del café.
Llenaremos el filtro del café hasta el borde, con suavidad, sin prensarlo, y luego le haremos un agujero justo en el centro; luego colocaremos el filtro y cerraremos la cafetera, con cuidado de no quemarnos. Con este sencillo truco el café saldrá más cremoso.
Una vez cerrada la cafetera dejaremos la tapa abierta y la colocaremos de nuevo al fuego. Si la tapa está abierta, el agua se calienta más despacio, estando por consiguiente más tiempo en contacto con el. Eso le da más sabor al café. En cuanto el café empiece a salir, minuto y medio, más o menos, bajamos la tapa y apartamos del fuego.
5. Dejaremos el café reposar
Una vez hemos apartado la cafetera del fuego dejaremos que el café repose durante 1 minuto, para que el café se asiente y muestre mejor sus matices de sabor y aroma.
Cómo preparar el mejor café del mundo.
Una vez transcurrido el tiempo de reposo nuestro café estará listo para tomar. Un café solo, cremoso, muy aromático y por supuesto lleno de sabor, un auténtico placer para los sentidos; no lo dudes seguir estos pasos tan sencillos merece mucho la pena. La diferencia salta a la vista.
La Cocina de la Abuela:  Café con helado.
La Cocina de la Abuela: Café irlandés.
La Cocina de la Abuela - www.comidinasdelaabuela.com

Comentarios

  1. Me encanta tu post, lo tendré en cuenta.Bsssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Doris, tan sólo con moler tu propio café ya se nota una diferencia grande. A mi que el café solo me encanta me vienen estos consejillos de lujo. Un saludo besos¡¡¡

      Eliminar

Publicar un comentario