Rosquillas sin lactosa. Receta casera.

Rosquillas sin lactosa Receta tradicional casera rosquillos Las rosquillas, o rosquillos, son uno de los dulces más tradicionales de nuestro país. Una receta clásica, de esas que pasan de generación en generación y que además como no lleva ningún lácteo le va de cine a los intolerantes a la lactosa.

Buenos huevos, un aceite de calidad y buen tino con las frituras, si tienes esas tres cosas te saldrá una montaña de rosquillas tradicionales que harán temblar de gusto al más pintado..
Ingredientes para un montón de rosquillas caseras:
  • 250 gr de harina de trigo. Rosquillas sin lactosa Receta tradicional casera rosquillos
  • 75 g de azúcar.
  • Un sobre de levadura química tipo Royal.
  • 30 ml de zumo de naranja.
  • 3 huevos.
  • 30 ml de aceite de oliva suave.
Receta para preparar unas rosquillas caseras de toda la vida:
  1. Separamos las claras de las yemas de los huevos y montamos las claras a punto de nieve.
  2. Agregamos el azúcar y mezclamos con movimientos envolventes.
  3. Agregamos las yemas y el zumo de naranja, removemos hasta incorporarlos bien a la mezcla.
  4. Añadimos la harina tamizada y también la levadura química. Removemos hasta formar una mezcla amasable. 
  5. Volcamos la mezcla sobre una mesa plana y trabajamos con las manos, 5 minutos, hasta formar una masa manejable, la dejamos reposar 30 minutos.
  6. La estiramos con un rodillo de cocina y vamos cortando y modelando piezas en forma de rosquilla. Las freímos en abundante aceite de girasol muy caliente.
  7. Una vez fritas las colocamos sobre un papel secante y las espolvoreamos con azúcar.
Rosquillas sin lactosa Receta tradicional casera rosquillos Tiempo de elaboración: 60 minutos. Dificultad:Fácil

Rosquillas caseras sin lactosa, un sabor tradicional en vuestra mesa en menos de una hora. Lo ideal es dejar estos rosquillos templar antes de comerlos...aunque quién se resiste a hincarle el diente a un par de ellos. Almacenados en un recipiente hermético os aguantarán perféctamente durante una semanita. Perfectas para un desayuno o una merienda casera.
La Cocina de la Abuela: Rosquillas tradicionales de Mª Jesús.
La Cocina de la Abuela:  Rosquillas caseras de limón.
Rosquillas sin lactosa Receta tradicional casera rosquillos
 La Cocina de la Abuela - www.comidinasdelaabuela.com

Ternera guisada al vodka

ternera guisada vodka carne vaca receta presentación La carne guisada es un clásico de nuestra gastronomía, un guiso que cada cocinero prepara de una manera diferente.  Nosotros vamos a darle un toque internacional y muy actual regándola con vodka recién traído de los Urales. Seguro que os gusta.
Este plato, con su sofisticado toque alcohólico, es ideal para una cena con amigos, pero como también es muy sencillo de preparar lo podemos convertir en plato de diario sin ningún problema. Ternera guisada al vodka, una receta sencilla con un resultado genial.
Ingredientes para 4 personas:
  • 1 kg de carne para guisar.ternera guisada vodka carne vaca receta
  • 1 vaso de vodka.
  • 2 ajos enteros.
  • 1 cebolla grande.
  • 1/2pimiento rojo.
  • 1 zanahoria.
  • 1 cucharadita de pimentón dulce.
  • Aceite de oliva y sal.
Receta para preparar la ternera guisada al vodka:
  1. Regamos el fondo de una olla rápida con un chorro abundante de aceite de oliva. Salamos la carne y la doramos en ella (con la tapa abierta).
  2. Troceamos la cebolla, la zanahoria, los ajos pelados y el pimiento y en cuanto la carne coja color los agregamos a la olla. Añadimos una pizca de sal, el pimentón y rehogamos todo junto 2 minutos.
  3. Pasado el tiempo añadimos nuestro vodka, cerramos la olla y cocinamos durante 20 minutos.
  4. Transcurridos los 20 minutos retiramos la olla rápida del fuego, esperamos a que se abra y cocinamos 5 minutos más a fuego medio y con la tapa abierta.
ternera guisada vodka carne vaca receta pasos Tiempo de elaboración: 35 minutos. Dificultad:Fácil

Como veis la receta para esta ternera guisada al vodka es super sencilla, el resultado será una carne muy tierna, con una salsa de sabor intenso. Como acompañamiento tradicional unas patatas fritas, aunque si quieres dar el campanazo con o unas zanahorias y unas cebollitas glaseadas quedarás como un auténtico zar. Por supuesto puedes preparar esta receta en una olla tradicional, tendras que dejar que se cocina lentamente duránte al menos 1 hora.
La Cocina de la Abuela:  Redondo de ternera al horno.
La Cocina de la Abuela:  Carrilleras de ternera.
ternera guisada vodka carne vaca receta emplatado
La Cocina de la Abuela - www.comidinasdelaabuela.com

Tortilla de pan dulce.

En casi todos los hogares se tira un montón de comida, con esta receta de aprovechamiento contribuiremos una miguita, y nunca mejor dicho, a reducir esa merma en nuestro bolsillo.

Si la forma tradicional para dar salida al pan e unos días antes son las torrijas, con esta receta de tortilla dulce de pan os vais a quedar de piedra. Sencilla de preparar, super barata y con un sabor espectacular.
Nos sirve como cena, como desayuno o merienda y por supuesto también como postre. A los niños les encanta y por si fuera poco en frío tambien está muy buena.
tortilla pan dulce duro receta pasos tradicional abuela Ingredientes para una tortilla de pan dulce:
  • 200 gr de pan duro. tortilla pan dulce duro receta pasos tradicional abuela ingredientes
  • 250 ml de leche.
  • 75 gr de azúcar.
  • 2 huevos.
  • El zumo de 1/2 naranja.
  • 1/2 cucharadita de canela.
Receta para preparar una tortilla de pan dulce:
  1. Troceamos el pan en rebanadas finas. Las echamos en un bol grande y las empapamos en leche. No agregeis la leche de golpe, porque la cantidad varía en función de lo duro esté el pan. Yo he agregado 250 ml de leche, pero podeis necesitar un poquito menos o un poquito más, la idea es que el pan quede bien empapado, formando una pasta.
  2. Cuando el pan esté bien empapado agregamos el azúcar  y el jugo de naranja al bol, removemos hasta integrar todos los ingredientes.
  3. Batimos los huevos y los añadimos también al bol. Mezclamos de nuevo.
  4. Untamos una sartén con una pizca de aceite, vertemos nuestra mezcla y la cuajamos por ambos lados.
  5. En cuanto tenga la consistencia de una tortilla la colocamos sobre un plato, dejamos templar y lista para llevar a la mesa.
tortilla pan dulce duro receta pasos tradicional abuela
Tiempo de elaboración:25 minutos. Dificultad:Fácil


Como veis la receta es muy fácil y además barata de preparar, cuatro cositas y listo. Podeis espolvorearla vuestra tortilla de pan dulce con una pizca de canela, azúcar o de azucar glasé, incluso preparar una versión "deluxe" añadiendo pasas y piñones a la mezcla. Sea como sea vuestra tortillita estará de cine.

La Cocina de la Abuela: Torrijas de chocolate y Baileys.
La Cocina de la Abuela: Leche merengada casera.
tortilla pan dulce duro receta pasos tradicional abuela
La Cocina de la Abuela - www.comidinasdelaabuela.com

Los 10 alimentos más peligrosos del mundo.

 Hay alimentos extremádamente tóxicos, que si no están preparados por un profesional como la copa de un pino pueden convertir su ingesta en una experiencia mortal. Por supuesto no estamos hablando de los alimentos polisaturados de las cadenas comida rápida, que dicho sea de paso provocan más bajas que Philip Morris, hablamos de extraños ingredientes que son capaces de darnos una patada al otro barrio en un periquete.
Muchos de ellos han sido prohibidos por las autoridades competentes, pero como dice el anuncio: "el ser humano es maravilloso", así que estos alimentos siguen formando parte de las cocinas tradicionales de las que provienen.
01 Pez globo:
Empezamos con el archiconocido fugu. Sus órganos internos retienen altos niveles de un tóxico conocido como tetrodotoxina, que causa parálisis. No te enterarás de que vas a "entregar la cuchara"
hasta que ya es demasiado tarde y mueres ahogado. Los japoneses añaden una pequeña parte de este componente, 1.200 veces más venenoso que el cianuro, para darle un toque picante a sus platos.¡Ver para creer!
02 Almejas con sangre:
Una marranada de tamaño sideral que en china se considera una exquisitez, pero que puede resultar mortífero por las altas cantidades de agua con toxinas que filtran estos moluscos. Si te arriesgas a hincarles el diente te enfrentas a enfermedades graves como la disentería, el tifus o la hepatitis A. Actualmente, dicho plato está prohibido en el país oriental, y la multa por comercializarlo es de diez veces el precio por el que ha sido vendido en el mercado; tampoco me parece una multaza, pero allí en la cuna de Mao son así de cachondos.
03 Rana toro africana:
Seguimos con comidas rocambolescas,  este batracio simpático, que llega a pesar más de 2 kilos, no te ha de ocasionar ningún problema si lo mantienes como animal de compañía (costumbre al parecer muy extendida) sin embargo resulta letal si decides zampártelo, algo habitual en países de África del Sur como Namibia. Conviene tener cuidado con su piel y órganos, puesto que contienen diversas toxinas, de todas formas los locales aseguran que una vez que el animal se ha apareado, deja de ser peligroso y la sabia tradición señala que nunca debe consumirse antes de “la tercera lluvia”. Como veis las instrucciones para su consumo son un compendio del mejor manual de seguridad alimenticia.
como Namibia. Conviene tener
04 El casu marzu.
Este apetitoso queso de Cerdeña, al que se atribuyen cualidades afrodisiacas, es en realidad un queso podrido, con su interior repletito de larvas de moscas que contribuyen a fermentarlo. El problema es que si le hincas el diente a esta discutible maravilla, las larvas sobreviven en el estómago del que las ingiere, con las consecuentes consecuencias intestinales. Es raro que te mate...al menos eso dicen...pero la diarrea épica la tienes asegurada.
05 Bayas de saúco
Tiene propiedades antoxidantes, antiinflamatorias, depurativas y encima refuerzan del sistema inmunológico, todo bien por el momento. La cosa cambia si sus hojas, semillas o frutos están crudos o verdes, contienen glucósido cianogenético, que puede producir cianuro o ácido cianhídrico. Su consumo puede ocasionar desde unas poco apetecibles náuseas hasta un mortífero ataque al corazón.
06 Anacardo crudo:
Los anacardos que encontramos en las tiendas de alimentación no son crudos. De lo contrario, el
urushioles, un aceite que se encuentra en estos alimentos y que da lugar a la conocida como dermatitis por contacto de urushiol, se hubiera encargado de darle matarile a miles de aficionados a los frutos secos.
07 Yuca:
También conocida como tapioca, se puede encontrar en América del Sur, África y Asia, y se utiliza en un montón de platos dulces. El problema aparece si no la cocinamos lo suficiente, entonces la linamarina que contiene se convertirá en glucósidos cianogenéticos que nos invitarán a abandonar este mundo vía infarto.
08 Hákarl:
Un plato tradicional islandes a base de carne curada de tiburón. El problema asociado a este escualo es que carece de riñón y tracto urinario, por lo que todas las sustancias tóxicas que se traga se almacenan en la piel . Esta carne necesita un proceso de curado de al menos seis meses para que sea apto para el consumo humano. Si no se respetan los tiempos reza para no ticar tu billete para el corral de los quietos.
09 Asenta:
Absenta etimológicamente significa “no-bebible” lo cual ya nos da una pista. Se trata de una bebida alcohólica a base de hierbas....algo así como el Jagermeister, pero en plan antiguo. Su consumo en exceso produce alucinaciones, debido al alto contenido en tujonas. Este bebercio, además de adictivo, puede llevar a cortarte una oreja como le sucedió al famoso Van Gogh, o a suicidarte como a un montón más sin tanta fama.
10 Fruta de estrella:
Con este aspecto tan cuqui, tan navideño, nadie se esperaría que esta fruta, en grandes cantidades, provoque insuficiencia renal aguda, deterioro neurológico, somnolencia, estupor, coma y muerte. Una secuencia maravillosa.

Afortunadamente puedo vivir tan ricamente sin tocar estos alimentos ni con un puntero laser, al menos hasta que algún conocido, con más maldad que Cain ebrio, me rete con un "a que no hay huevos" entonces quien sabe...

Sardinas con jamón - Bocarte o boquerón.

Sardinilla, bocarte, boquerón o anchoa, este pescadito azul tiene un montón de nombres, según la zona en la que nos encontremos y según la preparación del plato...vamos un lío de padre y muy señor mío. En Asturias, si son fritos se les llama bocartes, sardinas u hombrinos (por ser una sardina pequeña), si van en vinagre ya se les conoce como boquerones y si van en conserva los llamamos anchoas.
Dejando aparte la complicación de ponerle nombre al plato, sacar un buen plato de bocarte con jamón es facilísimo y además conseguimos un plato saludable, lleno de nutrientes, económico y como siempre muy rico.
Ingredientes para unos bocartes con jamón:
  • 500 gr de Bocartes (Boquerones frescos).
  • Harina de trigo.
  • 50 gr de jamón.
  • Aceite de oliva.
  • Sal.
Receta para unos bocartes con jamón:
  1. Lavamos y limpiamos, uno por uno, cada bocarte; eliminado las tripas y las escamas, pero manteniendo la cabeza y la espina.
  2. Secamos con suavidad los pescados con papel secante.
  3. Los salamos y pasamos por harina.
  4. En una sartén, en abundante aceite de oliva muy caliente, freímos a fuego fuerte los bocartes, hasta que estén muy bien dorados. En los últimos segundos de fritura les añadimos el jamón picado en tiras.
  5. Retiramos y dejamos reposar unos segundos en papel secante para que absorba el exceso de aceite.
Tiempo de elaboración:20 minutos. Dificultad:Fácil
 La única recomendación es que recodéis que este plato hay que comerlo recién hecho, porque si se deja reposar los bocartes se ponen blandos y pierden tanto en textura como en sabor.
Ya habéis visto, un plato de pescado, fácil, rápido de cocinar, saludable, lleno de omega3 y además super barato.

La Cocina de la Abuela: Sardinas al horno.
La Cocina de la Abuela: Sardinas rebozadas.

 La Cocina de la Abuela - www.comidinasdelaabuela.com

Vino, respetuoso compañero.

"A veces hay que celebrar la nada, porque que no pase nada es suficiente alegria como para acompañarme a descubrir otro buen vino."
                                                                                                      Alejandro Girado.

Hace un par de noches recibí la grata sorpresa de un vino, que había sido enviado por un buen amigo. Esa sorpresa recibida representó uno de esos regalos que no uno no se espera y que simplemente son para celebrar la nada. La caja contenía una botella de uno de los vinos premium de una particular Bodega que se encuentra en Castilla de la Mancha, Verum. No la conocía, pero este regalo me generó curiosidad así que indagando un poco internet supe que sus vinos se basaban mucho en la tradición y la historia de esa región, aspecto que me llamó la atención. Mientras transcurrían las horas y mi paladar saboreaba cada sorbo de la copa, una musa ha decidido visitarme, una que llega muchas veces cuando toda la ciudad se calma, la musa de la inspiración, y gracias a esa visita, junto con la celebración de la nada de esa noche, han permitido la creación de este post. 

Podría deciros que el vino acompaña al ser humano desde que apareciera, en el año 5000 aC, allá por las tierras que ahora ocupan Georgia e Irán, pero adivino que no os importaría. Lo que os parecerá realmente importante es que, como ese amigo respetuoso al que nunca echas de menos, os acompañará a lo largo y ancho de vuestra vida, y cuando eches las vista atrás, revolviendo viejos álbumes de fotos, te darás cuenta de que al vino y también a ese amigo respetuoso nunca les echas de menos porque siempre están ahí, levantando y levantado en una copa.

Puede que ya no te acuerdes, pero tus padres, y también los míos, en su día compartieron con Gabriela Botbol su Oda beoda con recomendaciones:
"La primera borrachera deberá
festejarse durante años;
en ella se descubre que uno es
una auténtica propaladora de revelaciones."
Dejándonos, en un alarde de laxitud paterna, achisparnos de vino espumoso en las nocheviejas infantiles.
Luego, más tarde, llegaron conocidas mezclas, a base de burbujas y vino . Vasos de plástico de medio litro con los que empezamos a hacer la noche nuestra, porque como dijo George Brassens: “El mejor vino no es necesariamente el más caro, sino el que se comparte”.

El vino, en forma de botella de espumoso, también estuvo ahí, acompañando a los espaguetis boloñesa y la pizza margarita con la que aderezaste esa velada que hizo que la noche dejara de ser tuya para ser vuestra.
“Donde no hay vino no hay amor.” -Eurípides.

Seguimos caminando y a medida que se acortaron las noches, se hicieron mas intensos los atardeceres, mas bonitas las puestas de sol y mas sabrosos al paladar y más agradables a los sentidos esos blancos refrescantes y esos tintos con cuerpo, cargados de risas, anécdotas, gente, y a poder ser amigos, porque como decía James Joyce. "¿Qué hay mejor que sentarse al final del día y beber vino con amigos, o un sustituto de amigos?”

Cuando el corazón le ganó la partida a la razón y los dos decidisteis convertiros en uno, el vino también estuvo ahí, fiel compañero, llenando de tintos, rosados y blancos el convite y de espumosos dulces, champanes y cavas, los postres y los brindis. Porque como dice el refrán: "Beber es todo medida: darle alegría al corazón y sin perder la razón, darle razón a la vida."

Y la vida sigue, y junto a ella camina el vino, evolucionando junto a nuestros gustos, envejeciendo al paso lento con el que lo hacemos nosotros, hasta que, más tarde o más temprano, al igual que Francis Bacon, encontremos por fin la verdadera felicidad: "Vieja madera para arder, viejo vino para beber, viejos amigos en quien confiar, y viejos autores para leer."
Todas las fotos son cortesía de Vinos premium de Bodegas Verum.

Follow by Email

Víctor M. Fernández. Con la tecnología de Blogger.