Cómo cocinar de forma sencilla la auténtica receta de pisto manchego caser

Comida Sana, Comida, Food, Cena, Comiendo, Tomate

Uno de los platos más populares y deliciosos de la gastronomía de nuestro país es, sin duda, el pisto manchego. Una receta tradicional muy nutritiva, sana y que conlleva una gran cantidad de beneficios para nuestro organismo cuando la introducimos de manera habitual en nuestra dieta. Vamos a conocer a continuación cómo ponernos manos a la obra en casa para cocinarla y utilizar los mejores ingredientes para obtener un sabor casero realmente sabroso que encantará hasta a los paladares más exquisitos. 


Dentro de nuestras fronteras podemos encontrarnos con una gran variedad gastronómica de primer orden que destaca por sus ingredientes naturales y sus cocinados caseros con los que poder obtener el máximo sabor en cada preparación. Si fijamos nuestra vista hacia la Castilla La Mancha, encontramos en esta comunidad uno de los platos más importantes de la gastronomía española y que no podía ser otro que la conocida receta de pisto manchego


Una comida muy versátil, sencilla de preparar, elaborada a partir de elementos naturales y que es, además, realmente sana y llena de nutrientes beneficiosos para el organismo. También mencionar que es la opción perfecta para todas aquellas personas que siguen un tipo de dieta vegetariana, ya que a la receta tradicional no se le añade nada de pescado ni de carne. Por lo que si queremos deleitar a todos con esta receta tradicional tan sabrosa, aquí va la receta y algunos consejos importantes para que obtener los mejores resultados posibles. 


Ingredientes naturales


Cocinar pisto manchego en casa es un proceso realmente sencillo y tan solo necesitaremos tener a mano una serie de ingredientes básicos. En especial, en nuestra lista de la compra no pueden faltar alimentos tan básicos como dos calabacines, un pimiento rojo, un pimiento verde, una cebolla o dos unidades ajo. También necesitaremos unos 750 gramos de salsa de tomate, mejor si es casero que comprado, una cucharadita de pimentón dulce, orégano, pimienta cayena, sal, pimienta y aceite de oliva. 


Si queremos obtener el mejor sabor con nuestro pisto casero, un consejo para mejorar la receta es echar unos 50 ml de jerez dulce. De esta forma, conseguir obtener un ligero toque dulzón realmente interesante en el pisto será la puntilla perfecta de toda la elaboración. Por supuesto, es importante tener en cuenta que cuanto mayor sea la calidad de los ingredientes que compremos, mejor será el sabor que podremos obtener en nuestro pisto. Por lo que es un factor que merece la pena tener en cuenta. 


Elaboración


Para poder cocinar a la perfección esta receta, tan solo necesitamos llevar a cabo una serie de pasos realmente sencillos y muy básicos. En primer lugar, tenemos que cortar los calabacines, los dos pimientos, las cebollas y el ajo en pequeños trozos, normalmente cuadrados. A continuación sofreímos primero el ajo y la cebolla con un poco de aceite en una sartén hasta que se doren. Incorporamos después los calabacines y los pimientos a la sartén y dejamos en el fuego cocinándose todo junto durante un par de minutos. Cuando estén listos y cocinados estos ingredientes, añadimos a la sartén el tomate y condimentamos con sal, pimienta, pimentón dulce y la cayena hasta que esté a nuestro gusto. 


Por último, solo tendremos que esperar hasta que la salsa de tomate termine de freírse del todo con el fuego a poca potencia y ya tenemos nuestro pisto manchego casero listo para servir. Lo normal con el pisto manchego es acompañar el plato con uno o varios huevos fritos por encima, lo que proporciona una serie de nutrientes muy beneficiosos y le confiere un sabor mucho más potente. Por lo que tan solo tendremos que elegir cuál es la opción que más nos gusta a nosotros y ver si preferimos tomar el pisto tal y como está sin nada más, con huevos fritos o con algún otro tipo de acompañamiento


Comentarios