Los helados, fuente saludable de vitaminas.

Aunque lo helados dan como primera impresión la de ser una chuchería, llena de azúcares y grasas y sin apenas valor nutricional, nada más lejos de la realidad, estas delicias frías son una importante fuentes de vitaminas y nutrientes y un postre ideál para disfrutar en los meses de calor. Si te gustan y quieres darte un caprichito, de vez en cuando, adelante, por suerte para los golosos como yo los expertos dan como buena una ración de 100gr de helado con base láctea una vez a la semana y nos recomiendan y introducirlo dentro de una dieta equilibrada, como un postre o como sustitutivo de una merienda. Por supuesto en la playa o en la terracita del hotel, un helado siempre es una elección más saludable que una bebida alcohólica o un refresco gasificado artificial, ya que este nos aporta calcio lactosa y un montón de vitaminas, además este postre delicioso contiene triptófano, un aminoácido que nos calma y reduce la agresividad.
Por supuesto la recomendación es evitar helados industriales fabricados con aceites de palma o excesívamente cargados con cacaos o frutos secos.

Los helados llevan con nosotros miles de años, los chinos mezclaban nieve con miel y frutas
luego, Marco Polo se encargó de traerlo hasta Europa, mas tarde los italianos se encargaron de crear helados de base láctea, cremosos como los que hoy en día consumimos. En cuanto al comienzo de su producción en serie tuvimos que esperar hasta mediados del 1800 cuando la americana Nancy Johnson inventó la primera heladora automática.
 Hacer un helado casero es muy sencillo. Un poco más abajo os explicamos cómo.
Los ingredientes para preparar un helado casero:
  • 150 ml de leche condensada.
  • 200 ml de nata para montar.
  • 50 gr de azúcar.
  • Zumo de frutas, cacao o vainilla.

Receta para preparar un helado casero:
  1. Mezclamos todos los ingredientes en un recipiente amplio.
  2. metemos la mezcla en el congelado y la removemos con unas barillas cada 45 minutos al menos 5 o 6 veces. Así conseguiremos que nuestro helado quede cremoso.
  3. Dejaremos el helado en el congelador hasta el día siguiente y prueba superada tenemos nuestro helado casero listo.

Como curiosidad el de vainilla es el más demandado, por delante del de chocolate y tras estos dos viene el de nata y el de fresa.  Helado de chocolate, de vainilla, de fresa, de yogurt, de turrón, o porque no una super mezcla de todos ellos...de lo que quieras...a cada uno el suyo.
La cocina de la Abuela: Helado de yogur.
La cocina de la Abuela: Helado de queso fresco y fresas.
La cocina de la Abuela: Leche merengada casera. 
La Cocina de la Abuela - www.comidinasdelaabuela.com



Related Articles

0 comentarios:

Publicar un comentario

Follow by Email

Víctor M. Fernández. Con la tecnología de Blogger.